• 91 536 37 87
  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Uno de los nuestros

Ignacio Coll del Rey: "Abrirse a los cambios mejora el ingenio"

Uno de los Nuestros recibe este mes a nuestro compañero Ignacio Coll (Elche, 1977), uno de esos profesionales cuya vocación viene marcada desde su niñez, y cuya trayectoria profesional no le ha hecho arrepentirse de ser miembro de este colectivo.

La dilatada experiencia de este ilicitano le ha dado la oportunidad de valorar la ingeniería desde sus distintos ángulos de actuación. “Abrirse a los cambios mejora el ingenio”, subraya el profesional.

Para quien no te conozca… ¿Cuál ha sido tu trayectoria profesional?

Desde 1998 he desarrollo trabajos de ingeniería. Comencé como técnico en sector industrial y el sector naval. En 2004 comencé a realizar proyectos por mi cuenta y poco más tarde funde CORE Ingeniería con mi hermano que es Técnico Industrial. Desde CORE hemos realizado proyectos de telecomunicaciones, energías renovables, instalaciones industriales y legalizaciones, Instalaciones eléctricas de alta, media y baja tensión, etc.

Los últimos años he estado involucrado en el sector de la tecnología de la información como Project manager, Ingeniero de sistemas de almacenamiento en la empresa EMC2 o Administrador de Sistemas para Europa de NAS y SAN en Qualcomm Irlanda, donde he estado los últimos 7 años.

Ahora estoy inmerso en campo del vehículo eléctrico, conectado y autónomo, desarrollando investigación y nuevos proyectos en un sector apasionante que está comenzando y donde los ingenieros técnicos de telecomunicación tendremos mucho que decir.

 ¿Cuándo y por qué te decantaste por el sector de las Telecomunicaciones?

Supongo que hace 20 años cuando inicie los estudios de Ingeniería Técnica de Telecomunicación, no tenía idea de la magnitud de lo que podría abarcar las telecomunicaciones. Hoy en día soy muy consciente de que todo está relacionado con la comunicación y su transmisión, con la conectividad y el tráfico de datos.

Todo está conectado y los nuevos vectores emergentes irán de la mano de las Telecomunicaciones si cabe aún más.

 Hemos podido conocer que, dentro de tu trayectoria profesional, hay un espacio de tu carrera dedicado al emprendimiento. ¿Podrías indicarnos que te llevó a dar este paso y qué te ha aportado?

El emprendimiento ha sido un paso natural en mi caso. Lo he vivido mucho en casa, en mi padre y hermanos. Considero que las dos vías tienen sus puntos positivos y negativos, tanto trabajar por cuenta ajena como emprender, aunque a veces este último cuesta algo más en determinados sectores.

Yo comencé trabajando por cuenta ajena, pero a medida que fui realizando proyectos fui desplazándome primero hacia autónomo y más tarde hacia la creación de la empresa de ingeniería.

Considero que es interesante probar los dos mundos y decidir por uno mismo donde se encuentra más cómodo. No puedo negar que me gusta la incertidumbre de cuál va a ser el siguiente proyecto o desarrollo.

Los factores económicos se ven muy beneficiados gracias a la creciente industria en torno a la movilidad eléctrica, pero conociendo el sector como lo conoce ¿en qué nivel se encuentra España frente a otros países?

En España el sector todavía es incipiente, como en la mayoría de Europa. Los países están haciendo un esfuerzo por tener a tiempo un marco regulatorio común que abarque diferentes aspectos de este nuevo sector como conectividad y ciberseguridad.

El campo a desarrollar es muy amplio y presenta una serie de retos y oportunidades que hará que el mercado tradicional de la automoción tenga que adaptarse y aceptar agentes externos a este. La tecnología que conlleva la movilidad eléctrica va a impactar en nuestras vidas como ya lo hizo, por ejemplo, el Smartphone. El vehículo va a dejar de ser solo un medio de transporte, la conectividad e interacción con los datos del entorno, tecnología V2X, hará replantearnos las ciudades y los protocolos de comunicación.

Esto lo veremos en los próximos años, España debe ser valiente en la regulación y tramitación, y debe ir acorde a los nuevos cambios para no bloquear un sector en alza.  

 ¿Qué papel jugarán estos vehículos en la Smart Cities?

Como he comentado, el vehículo va a interactuar con el entorno y posiblemente en no muchos años esa interactuación haga de los vehículos, elementos muy diferentes de los que estamos acostumbrados. La plena conectividad con el entorno permitirá por ejemplo la conducción autónoma.

Al final se trata de un movimiento global de una sociedad que demanda una tecnología limpia que haga la vida más cómoda sin para ello impactar en el planeta. Considero que no nos llevara mucho acostumbrarnos a un entorno sin ruidos y libre de humos, y donde además tengamos cero accidentes y cero atascos.

Nos espera un futuro a corto plazo muy excitante, en muy pocos años esta tecnología nos va a rodear y también nos ayudara a afrontar los retos ecológicos que vienen.

 ¿Cuántas tecnologías de conectividad intervienen para alcanzar el desarrollo de un vehículo eléctrico “10”?

Se podría decir que para tener el vehículo eléctrico “10” la conectividad debería ser plena, esto es, conectado con todos los elementos del entorno de una ciudad, conectado a las personas, conectados entre sí con otros vehículos, conectado a redes de control de seguridad e información para la protección de las personas y sus datos. Digamos que el vehículo será un centro de comunicaciones móviles, lo que podría ser un “Smartphone con ruedas”.

 ¿Qué podemos esperar del coche autónomo en los próximos años? ¿Veremos grandes avances o deberíamos esperar algo gradual?

Creo que esta tendencia está cambiando y la tecnología está avanzado mucho hacia la autonomía de los vehículos, que si bien no será de grado 5 (plena autonomía) a muy corto plazo, pero sí que podremos ver avances importantes pronto.

El reto más importante quizás, es el que comprende el marco regulatorio, la adaptación de los entornos que también deberán asumir cambios tecnológicos. La tecnología está lo suficientemente madura para su utilización, solo debemos adaptarla.

Hoy en día asumimos como normal que algunos coches aparquen solos y esto ya es un grado de autonomía importante. Formaran un papel determinante la modificación de las ciudades y sus infraestructuras, por lo que debe haber un apoyo institucional considerable.

Dada tu experiencia internacional, ¿cómo está valorado el perfil de los ingenieros técnicos de telecomunicación españoles fuera de nuestras fronteras?

Tengo el referente muy fresco de Irlanda donde una gran cantidad de ingenieros ha emigrado en los últimos años. El nivel que hemos aportado es muy alto, de entre los más altos de Europa. Se nos valora bien, son conscientes de la capacidad de adaptación y el conocimiento con el que salimos de los estudios de Teleco.

Yo he estudiado en Alemania y recuerdo que allí desde las ingenierías estaban quizás más especializados en determinados temas muy puntuales, pero conocían muy poco de otros campos. En España, los ingenieros Técnicos de Telecomunicación tenemos conocimientos y competencias de muy diversos sectores y esto es una cualidad muy apreciada fuera de España.

Terminamos con una pregunta más personal. ¿Un consejo que te hubiera gustado recibir cuando estudiabas y que darías ahora a un futuro teleco?

Supongo que una cosa que me ha venido bien es estar abierto y aceptar los cambios.

Nuestra profesión es muy polivalente y el sector de las telecomunicaciones, como he comentado, está relacionado con muchos otros sectores. El estar dispuesto a cambiar o abierto a probar en campos nuevos reforzara tu conocimiento y capacidades. Una base fuerte y amplia de conocimiento generara más seguridad y confianza en la resolución de nuevos proyectos y soluciones.  Abrirse a los cambios mejora el ingenio.

 

AL PRIMER TOQUE

Un lugar soñado o dónde te escaparías a tomar un respiro: Para tomar un respiro, la costa, el mar. Para pensar y reflexionar, la naturaleza es ideal. Un lugar natural en Europa al que le tengo mucho cariño es Irlanda donde he vivido muchos años.

Qué plato sueles elegir ante una carta en un restaurante: Creo que no tengo una preferencia, me gusta mucho la cocina y estoy abierto a gran variedad de platos.

Hobbies que practiques: La lectura, viajar y salir a la naturaleza por supuesto, pero sobre todo el mundo de las furgonetas camper.

Cuando eras niño, ¿qué querías ser de mayor?: La verdad es que ingeniero, quería saber cómo funcionan las cosas y darles solución a los problemas. Alguien me debió decir alguna vez que esto era lo que hacían los ingenieros y desde entonces pensé que no había otro camino.

A qué dedicas el tiempo libre: Ahora no tengo mucho, compaginando la familia con el trabajo y nuevos proyectos, pero nos encanta viajar con furgoneta, comparto esta afición con mi pareja y hemos dado la vuelta a Europa un par de veces.

Un valor que destacas en los compañeros, amigos…: La honestidad, coherencia, empatía, optimismo. Supongo que hay muchas cualidades a apreciar en las personas.


Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información